xsalud

¿Qué es el vértigo y cómo se trata?

El vértigo es una sensación subjetiva de movimiento, sin que exista realmente. Se acompaña normalmente de náuseas, pérdida del equilibrio (mareo) y sensación de desmayo inminente. Se relaciona frecuentemente con una alteración del sistema vestibular, que se halla en el oído interno, fundamental para el mantenimiento del equilibrio, así como de nuestra postura. Puede ser momentáneo, durar horas o incluso días.

¿Cuáles son las causas del vértigo?

Las causas del vértigo pueden ser consecuencia de alteraciones en el oído interno, en la conexión nerviosa del oído al cerebro o en el propio cerebro. La aparición del vértigo también puede darse a raíz de los siguientes factores:

  • Vértigo Posicional Paroxístico Benigno: es el más frecuente, de carácter postural. Se produce por la liberación de otolitos en el interior del laberinto posterior. Su diagnóstico y tratamiento se fundamenta en maniobras provocadoras y de reposición, sin necesidad de medicamentos
  • Infecciones víricas o bacterianas que afecten al oído interno.
  • La enfermedad de Ménière: un trastorno de causa desconocida que produce crisis de vértigo repentinas y episódicas acompañadas de zumbidos, pérdida de la audición y náuseas.
  • Presión arterial: sobre todo en personas que toman fármacos para controlar una enfermedad cardiaca o la hipertensión y pueden desmayarse cuando se ponen de pie bruscamente debido, precisamente, a una bajada de la presión arterial (hipotensión ortostática).
  • Trastornos neurológicos: como la esclerosis múltiple, fracturas de cráneo, tumores (especialmente los que se desarrollan en la base del cerebro o cerca de éste) o ictus.

¿Qué síntomas debo vigilar?

El síntoma que se presenta de forma más frecuente es la sensación de que el cuarto en el que está el paciente está girando o que el propio cuerpo está en movimiento. Otros síntomas que pueden aparecer incluyen:

  • Zumbido de oídos.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Dificultad para enfocar con los ojos.
  • Visión doble.
  • Parálisis facial.
  • Dificultad en la articulación del lenguaje.
  • Debilidad de las extremidades.

Algunas recomendaciones que pueden reducir el riesgo de tener vértigo son evitar posiciones extremas de la cabeza o movimientos rápidos de la misma.

Diagnóstico y tratamiento

Es importante una correcta historia clínica para facilitar el diagnóstico de la patología del vértigo.

En Centro Xalud somos conscientes de las limitaciones que el vértigo genera a la hora de desarrollar actividades diarias. Por este motivo intentamos valorar y determinar el grado de discapacidad que la enfermedad produce en el paciente y su familia.

Realizamos un examen que consiste en una minuciosa exploración otorrinolaringológica que abarca oído, fosas nasales, nasofaringe, cavidad oral y laringe.

Nuestro objetivo es la confirmación y valoración detenida de la función dependiente de ciertos pares craneales (nervios craneales), que pueden dar información relevante para la diferenciación entre un vértigo central y periférico.

Gracias a un buen diagnóstico, Centro Xalud te proporcionará un tratamiento adecuado dependiendo del origen y causas del vértigo.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad