xsalud

La importancia de la fisioterapia para tratar el Parkinson

El Parkinson es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso que afecta a la habilidad del cerebro para controlar los movimientos del cuerpo. Actualmente no tiene cura, pero los síntomas pueden ser ralentizados y controlados gracias a la medicina y a determinados tratamientos fisioterapéuticos.

¿Cuáles son los síntomas del Parkinson?

Como se trata de una enfermedad que afecta a la función motora, los síntomas más evidentes son aquellos relacionados con la capacidad de movimiento.

  • Temblor cuando se está en reposo: generalmente en un pie o en una mano.
  • Bradicinesia: ralentización de movimientos que dificultan la realización de tareas cotidianas como vestirse o asearse.
  • Rigidez: afecta al tronco y a las extremidades.
  • Inestabilidad de la postura: puede derivar en problemas para mantener el equilibrio y caídas.
  • Otros: alteraciones del sueño, depresión, pérdida de memoria, dificultad en el habla.

Tratamiento fisioterapéutico

La fisioterapia es vital para lidiar con la enfermedad de Parkinson a largo plazo. Los tratamientos fisioterapéuticos están incorporados dentro del plan de procedimientos para tratar la enfermedad.

La fisioterapia aplicada al Parkinson es una carrera de fondo que debe adaptarse a cada fase de la enfermedad. Es importante abordar específicamente las características relacionadas con el movimiento de la afección en una fase determinada con el objetivo de mantener la movilidad y el equilibrio y maximizar la independencia funcional y la calidad de vida.

La fisioterapia se centra en movilizar las articulaciones que se han vuelto rígidas para ayudar a recuperar el movimiento normal, especialmente en el tronco. Los ejercicios para mejorar la flexibilidad de los músculos tensos también ayudarán recuperar mayor libertad de movimiento. Un programa de estiramientos suaves puede formar parte de tu rutina diaria. La reeducación de la postura es un componente clave para evitar el encorvamiento. La restauración de la estabilidad postural también tendrá un efecto positivo en el equilibrio.

Además de los problemas de movilidad, flexibilidad, postura y equilibrio, la fisioterapia se centra más específicamente en solucionar los problemas con las actividades diarias en el hogar: levantarse de la cama, subir escaleras, levantarse de una silla o pasear al perro. Es importante incorporar este enfoque más funcional en la rehabilitación para que sea más significativo para el paciente.

Si padeces Parkinson y tienes dificultades con las actividades cotidianas, o si tienes un diagnóstico reciente y te gustaría obtener consejos sobre cómo sobrellevar y controlar tu afección en casa, acude a Centro Xalud en Sevilla o pide cita online hoy mismo. Realizaremos una entrevista exhaustiva y una evaluación para ver cómo te afecta Parkinson y para diseñar un plan de gestión personalizado que te mantenga saludable y activo a medida que avanza la enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad